| 0 comentarios ]


Autor: Chanel
Bismilahi rahmani rahim

Allahu akbar * Allah * Pareciera que hubiéramos llegado a un final (Ramadan) pero estamos otra vez en el comienzo de la preparación del ser, del ente creado de Allah el más Grande, el más Misericordioso el lleno de Omnicelestiales atributos, para proseguir escalando lo eterno de su verdad, de esta manera, seguir perfeccionando los tres estados de vida en nos, asi pues Ramadan no ha terminado, ha comenzado nuevamente, para los que han conocido los deleites de lo no conocido en su espíritu. Quién quiere descuidar la exquisites del conocimiento-crecimiento recibido en los días el Señor de los Loores..! Nadie verdad...!
A muchos se les ha mostrado parte de lo profundo, otros han podido visionar lo infinito, pero también los hay de los que han llegado a sentir el aliento de las alturas del Omnisagrado AMOR de Allah. * Allahu akbar*

Ramadan nos ha conducido por las tres dimensiones de vida dentro del Coran, para llegar a respirar unidos y dentro de la unicidad de Allah, lo alto o hacia arriba del Coran. Lo dentro del Coran y lo de fuera del Coran.

Ha realizado tú conciencia, tú alma tú entendimiento, tú todo, dónde se encuentra esta dimensión..! Aprendi experimentando asi como embebiéndome del siguiente comentario, con el cual me identifico y dice: En su función hacia arriba el Corán se centra en el único y Supremo Dios. Todo lo que fue, lo que es o lo que será, debe analizarse y verse a través de este enfoque, la presencia activa de Dios en el Universo. El hombre es sólo un depositario en el vasto dominio de Dios, y el único objetivo de su creación es adorar a Dios. No caben pretextos para el aislamiento o el retiro pasivo de la vida. Es una abierta invitación al hombre para que incorpore realmente, en la tierra, las excelentes cualidades de Dios. Cuando el Corán se centra en Dios, en su atención ascendente, abre ante el hombre nuevos horizontes de pensamiento, le conduce a niveles inigualados de elevada moralidad, y le pone en conocimiento con la fuente eterna de la paz y la bondad. Entender que Dios es la única meta definitiva del hombre supone una revolución contra las tendencias populares del pensamiento humano y las doctrinas religiosas, una revolución cuyo objetivo es liberar a la mente de la duda, al alma del pecado, y emancipar la conciencia de la subyugación.” *AMIN*

La Sura de la Apertura, es grandiosamente inigualable, interminable, lo somete todo a las plantas de Allah. Son los caminos que se ramifican, conduciéndonos gradualmente a las diferentes dimensiones y espacios de la vida práctica del hombre dentro del Sagrado Coran y la Vida Divina del Noble Coran.

La dimensión hacia adentro del coran los cuales estan enunciados ya en sus aleyas, penetran en los rincones más reconditos del corazón, alcanzan las mayores profundidades de la mente, se dirige al saludable cultivo del ser como ente sobre la tierra, sometiéndose asi el poder de Allah por sobre todas las circunstancias y cosas, el sometimiento total del hombre q’ ha vislumbrado la luz radiante e inefable de la verdad única del Celestial Allah, es una señal única e inconfundible de sometimiento.
La dimensión hacia afuera o lo ancho, abarca todos los caminos de la existencia y los principios de todos los asuntos humanos, desde los puramente personales hasta las más complejas relaciones internacionales.

Mi leal sentir dice: desde el momento en q’ entro en la busqueda del Grandioso Munífico, certifico mi identidad plena con las palabras de Allah, q’ son leyes divinas o sentencias q’ inminentemente se han de cumplir a largo o a corto plazo según como lo determine el Creador, este hecho o acción de busqueda, abarca al mundo de fuera, lo Social, lo Económico, lo religioso,etc. yo me afano por entrar en alianza con las sociedades de Allah, porque en cada uno de vosotros, el sello del Omniciente está cada día ahondándose más, ALLAH. Señal Divina en las manos del hombre conciente, q’ le hace convincente como plenamente seguro de su Omnipresencia Omnimajestuosa.
Así pues el camino de 30 Dias de Ramadan, nos ha conducido hacia la inconmensurable presencia conjugado como Amor hacia Allah, lo cual ha sido motivo de acrecentamiento espiritual-personal en los muchos que han inclinado con autenticidad la cerviz a su Señor.

Bendiciones en el amor de Allah, a todas las sociedades de Hermanos que pululan el mundo del Islam y que con sus actos-hechos se definen como auténticos musulmanes.

0 comentarios

Publicar un comentario